domingo, 8 de enero de 2012

Bitacoras duales #1

Hay en mí un deseo insaciable de saber que no he logrado satisfacer,
he empujado el peso de mi cuerpo por el suelo de mi patria develando
esta sed de conocer, no es un instinto académico ni búsqueda de
reconocimiento, sino una necesidad de "saber hacer", de mejorar el
desempeño de la tarea que he escogido, como todo el mundo me levanto
en las mañanas, como tres veces al día (a veces más), me enamoro de
algunas mujeres, trabajo y regreso a dormir, todo esto mientras
envejezco, en fin, vivo como todos los demás, y a mi alma le choca esa
homogeneidad de mi ciclo vital y si bien los libros han ayudado pues
no han sido eficientes en su tarea de repetirme el susurrar de los
muertos, el repetirme vidas y experiencias ajenas me ha llegado a
fastidiar, construir con ladrillos viejos es construir mal, así que se
me hace necesario susurrarme yo mismo mientras me acerco a la muerte,
instigar a mi existencia a existir y apropiarme del camino o más bien,
forjarme uno propio, uno mío, uno en el cual pueda reconocerme en mis
huellas y regresar a la partida a mi antojo...

tal vez he confundido hambre con sed, he bebido mucho pero aún no he
empezado a comer, me siento harto pero no nutrido...

He aprendido una lección, andar es cosa de dos piernas... esta es la
enseñanza fundamental....

(SantaDualidad)